16 sept. 2010

Niño de ojos tristes



Acércate niño de ojos tristes,
que hambrientos y desnudos,
van mis brazos en busca de un abrazo,
arrastrando cruel abandono,
y abiertos en silencio con doble arco.

Mira niño, que vengo ahogada de infortunio,
y te quiero adherir a mi costado,
acércate niño de mirada escurridiza,
que yo entenderé tú pasado.

Hagamos un sortilegio de caricias al desnudo,
agita los cordeles de mi pecho,
que quiero ganarle al pulso a todos  tus besos,
beberme las venas de tu fuego.

Ven y en mi regazo resguárdate,
que fiel a tú aroma seré.