25 sept. 2010

En el olvido





Hoy empecé a descontar mis lunas, ocupo vacíos
deshabito recuerdos, me quedo en el olvido.

Huyo del frío de tu ausencia, desparramo las caricias
los besos que dejé dormidos en tu piel,
hoy borro los sueños de hacerte nuevamente mío.

Dibujo con tinta tu mano en la mía, enredando un latido,
le resto minutos y horas a esta espera,
hoy desempaño de vaho los cristales rotos que nubló mi vida tras tu huída.

Y planeo otra partida,
donde recogeré muchos soles,
para quizá alumbrar de nuevo tu mañana un día,
desvisto con jirones tu silencio para hacerlo mío.

Atrapo abrazos que vuelen hasta tí,
encaro sueños,
mutilo y asesino otras sonrisas,
te busco en otras miradas envueltas en el aroma de tu recuerdo.

Hoy confeccioné un mapa con mis sueños,
y encendí un faro por si un día me buscaras,
hoy sólo soy lo que me quedé de ti,
el miedo en los labios,
el pánico en la boca,
un sueño que olvidaste cumplir,
un armario sin ropa,
una lucha, una derrota,
un instante que toca a su fín.

Hoy me quedé vestida de espera,
sentada en el frío suelo, como una niña que ya no sabe ni juega.