11 oct. 2010

Señales disfrazadas..............



Hoy en la mañana me miré al espejo... cogí el corazón y lo guardé en un cajón,
saqué del armario los viejos tacones que durante años calzaron mi alma,
me he pintado mi risa de rojo, el carmín me trajo tu perfume.

Hoy he vuelto a vestirme por ti, que a mi me gusta siempre ir desnuda...
he cogido la coraza del mismo armario, la he desempolvado de viejas telarañas,
he cogido los viejos apuntes de aquella libreta de niña
y he salido a la calle para hacer autostop en la carretera de tu corazón,
confiada en que des la vuelta para recogerme...
para abrir la puerta que abriste cuando estaba cansada de esperar,
o seguir sendas distintas si es lo que quieres,
la moneda ya lanzaste al aire, y salió la cara y la cruz de lo que somos,
de lo que fuimos y un día seremos.

Que ahora sé que el deseo no bastó para unirnos, aunque me duelas más allá del infinito.
que no pasé la prueba final, que suspendí en tus ojos…

Repetir en tu cuerpo es la próxima deuda de mis manos,
que ayer olvidé mi hambre en tu cuerpo desnudo,
que cuando quise ser especial, tú ya me habías olvidado entre luces y sombras,
entre alturas y desniveles, ahora estaré entre tus recuerdos polvorientos,
esperando que subas algún día a tu desván.

“Aquí están mis señales disfrazadas de palabras, vagando sedientas y sin esperanzas ni fe.
Sujetándome sin impulso, defendiéndome de la impotencia y la incapacidad, transitando en paralelo hasta que por fin de nuevo nos volvamos a encontrar, o cuando los dos seamos una distancia obligada de una mitad desorientada”